Dieta Vegetariana

La dieta vegetariana se ha postulado como uno de los principales regímenes alimenticios para una nutrición saludable y existen diversas variantes que permiten o prohíben determinados grupos de alimentos.

Dieta Vegetariana

La base de la dieta vegetariana consiste en no consumir carne, pero dentro de este régimen alimenticio existen modalidades de esta dieta que pueden o no admitir sus derivados.

El enfoque de la dieta vegetariana está pensado fundamentalmente para luchar contra la industria de productos cárnicos y su forma de explotar a los animales, no obstante, al margen de la explotación animal, el régimen vegetariano se ha señalado como una de las dietas más saludables para la nutrición humana, porque está libre de hormonas y subproductos procedentes de la carne procesada y contribuye a evitar algunas enfermedades relacionadas con el consumo de carne, como la obstrucción intestinal y problemas cardiovasculares.

Fundamentos de la dieta vegetariana

Quienes defienden la dieta vegetariana sobre otros regímenes alimenticios, apuntan a que el ser humano está hecho para consumir fundamentalmente vegetales. Esta afirmación estaría basada en la similitud de la longitud del tracto intestinal humano con el de los animales herbívoros, que es bastante largo respecto al de los carnívoros, mucho más corto para poder expulsar rápidamente las sustancias de deshecho.

La carne descompuesta en los intestino produce sustancias altamente tóxicas para el cuerpo humano favoreciendo la proliferación de bacterias nocivas, obstrucción intestinal e incluso cáncer a lo largo del tiempo, mientras que las fibras vegetales ayudan a limpiar el tracto intestinal favoreciendo su tránsito y liberando al organismo de las toxinas residuales de la digestión.

Desventaja de la dieta vegetariana

Los detractores de la dieta vegetariana apuntan a que un régimen alimenticio sin el aporte proteico de la carne estaría incompleto, pues aunque existen numerosas fuentes vegetales con abundante contenido en proteínas, estas carecen de los aminoácidos esenciales de las proteínas cárnicas para su correcta absorción.

Al margen de las proteínas, el régimen vegetariano también puede provocar déficit en otros nutrientes como vitamina B12 y Hierro, por lo que los vegetarianos suelen recurrir a la suplementación, ya que los alimentos vegetales que incluyen vitamina B12 en su composición son bastante escasos.

Variedades de la dieta vegetariana

La dieta vegetariana tiene muchas variantes en función de la cantidad de alimentos que se permiten o se restringen como se expone a continuación:

Dieta Lacto-ovo vegetariana

Variante de la dieta vegetariana que suprime el consumo de carne, pero admite productos derivados de animales, concretamente el huevo y la leche. Subvariantes de esta modalidad serían la dieta lacto vegetariana (que sólo admite leche) y la dieta ovo vegetariana (en la que sólo se consumen huevos)

Dieta frugívora

Es una variante de la dieta vegetariana en la que sólo se consumen frutas y su fundamento está basado en la similitud cromosómica de los humanos con los gorilas y otros simios que sólo consumen fruta.

Dieta crudívora

En esta dieta sólo se consumen vegetales y no está permitido el consumo de productos derivados animales, pero todos los vegetales consumidos en la dieta tanto las frutas como las verduras, se consumen crudos para aprovechar su potencial nutritivo, pues los crudívoros apuntan a que los procesos de cocción eliminan la mayoría de los nutrientes, mientras que los detractores de esta dieta, señalan que los nutrientes de muchos alimentos sólo se liberan con la cocción.