Dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica surgió como un estilo de vida para compensar las carencias de la vida moderna y se basa en la restitución completa del equilibrio del organismo.

Dieta macrobiótica

¿En qué consiste la dieta macrobiótica?

La dieta macrobiótica es un régimen personalizado que establece como base el equilibrio orgánico de los alimentos entre su fuerza ying o naturaleza fría y la fuerza yang o naturaleza caliente.

George Ohsawa fue el precursor de esta dieta en Occidente que establecía la necesidad de proveer al cuerpo del equilibrio energético que tan presente se encuentra en los regímenes orientales, donde la base son principalmente verduras y legumbres.

Según la dieta macrobiótica la energía ying o fría, es debilitante para el organismo y las funciones metabólicas, mientras que la energía yang o caliente es energizante y facilita en buen funcionamiento del organismo.

Pertenecerían al grupo de alimentos ying todos los azúcares refinados, las frutas, especialmente las tropicales y azucaradas, algunas verduras como las patatas, las berenjenas y el tomate.

¿En qué se diferencia la dieta macrobiótica de otras dietas?

La dieta macrobiótica se diferencia de otras dietas fundamentalmente en que establece un régimen individual para cada persona en el que no sólo se toman en cuenta sus características personales como el sexo, edad o actividad física, sino también las de su entorno como el clima en el que vive y su biodiversidad, prefiriendo siempre aquellos productos que estén de temporada por su alto valor nutricional.

Consideraciones de la dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica es una dieta saludable que además de favorecer la recuperación del peso ideal en aquellos casos en los que se había perdido, también contribuye a la desintoxicación del organismo al eliminar los productos procesados y nocivos para la salud. No obstante, para obtener todos sus beneficios es necesario que los menús sean elaborados por un profesional, pues si se combinan mal los alimentos podría propiciar la aparición de algunas deficiencias nutricionales, especialmente de hierro y vitamina B12 debido a la restricción de carne si nos e compensa con el aporte de algas adecuado.

Alimentos prohibidos en la dieta macrobiótica

Los alimentos prohibidos en la dieta macrobiótica son todos los alimentos procesados, especialmente los azúcares refinados y harinas blancas. Tampoco se permiten bebidas estimulantes como el café, refrescos de cola etc, ni tabaco ni alcohol.

Las carnes, embutidos y la comida chatarra en general tampoco estarían permitidos en esta dieta, cuyas principales fuentes proteínicas provendrían exclusivamente del reino vegetal, especialmente de las legumbres, frutos secos y semillas

Los alimentos de naturaleza ying o fría deberán reducirse en proporción respecto a los alimentos de naturaleza yang o caliente para evitar el desequilibrio del organismo, pudiéndose tomar escepcionalmente en caso de buena salud.

Alimentos recomendados en la dieta macrobiótica

Los alimentos principalmente recomendados en la dieta macrobiótica, son todos aquellos que se clasifican en el grupo de energía yang o caliente, especialmente las verduras cocidas tales como zanahorias, brócolis, cebollas etc.

Los cereales y legumbres también forman parte importante en la dieta macrobiótica, apuntando que para su correcto uso y aprovechamiento de sus propiedades nutricionales, estos deberían ser integrales y estar libres de pesticidas.

Como acompañamiento de las comidas la dieta macrobiótica introduce el consumo de algas variadas, una costumbre profundamente arraigada en la dieta oriental que provee de los nutrientes necesarios para compensar la falta de carne, tales como hierro y vitamina B12.